Business of Creativity

9 sugerencias para trabajar desde casa siendo artista

Share:

La situación actual del mundo no tiene precedentes. Cada uno de nosotros intenta averiguar cómo adaptarse a la nueva normalidad. Todos nos enfrentamos a desafíos similares; cómo mantenernos sanos mientras vamos al supermercado, mantenernos conectados con nuestra familia y amigos, así como planificar nuestro día a día con recursos limitados durante el tiempo que dure el autoaislamiento.

Cada profesión, industria o posición social, sin embargo, deberá superar obstáculos específicos, así que esto va dirigido a los creativos.

La mayoría de nosotros estamos ahora mismo confinados. Puede que seas un artista profesional que ya trabaja desde casa o uno que trabaja para una compañía y de repente se encuentra trabajando desde su casa. Puede que seas un estudiante de arte trabajando desde casa o un aficionado que ahora dispone de más tiempo para crear.

Sea cual sea tu situación, espero que estos consejos te ofrezcan ideas e inspiración para aprovechar al máximo este momento tan complicado.

En mi caso, yo soy un artista profesional, un dibujante de prensa sindicado a nivel nacional para periódicos de todo Canadá y pintor de vida salvaje. Mi obra cuenta con licencias internacionales en muchos productos de diferentes compañías y se vende como impresiones en varios zoológicos y a través de mi tienda online. Llevo trabajando desde casa a tiempo completo los últimos 15 años y, antes de eso, cinco años a tiempo parcial. Me gustaría compartir algunas prácticas productivas que utilizo para aprovechar mi tiempo de la manera más eficiente posible. La mayoría las he aprendido a base de corregir mis propios errores a lo largo de los años. Aquí vamos…

 

1) Crea un espacio de trabajo

Trabajo desde una oficina separada en casa. Cuando estoy en este espacio, es hora de trabajar. Así que es fácil cambiar de mentalidad cuando cruzo el umbral de la puerta. A veces trabajo en la isla de la cocina si quiero cambiar de aires, pero la mayor parte de mi trabajo la hago frente a mi pantalla de Wacom, sentado en mi escritorio.

Sé que no todo el mundo tiene espacio para disponer de una oficina propia. Hace 25 años vivíamos en un apartamento muy pequeño y mi espacio de trabajo era una pequeña mesa en el salón, encajada junto a la TV. Sin embargo, en cuanto me sentaba, era el momento de ser creativo. Mirar a la pared era un factor importante, porque no tenía ninguna distracción delante.

2) Vístete

Cuando estás confinado en casa o trabajas desde ella resulta tentador dejarte ir un poco. No pasa nada, pero pasarte el día en pijama o ponerte una bata sin ducharte no te ayudará a conseguir la mentalidad adecuada para trabajar. Levántate, dúchate y ponte ropa limpia. No es que tengas que llevar un traje elegante ni nada parecido, pero estar limpio y presentable ayuda. Te hará sentir como un profesional. Convierte tus palabras en hechos.

Suelo ponerme más o menos lo mismo todos los días, salvo si voy a salir. Muchos podrían utilizar mis pantalones de estar por casa como pantalón de pijama, pero los uso por comodidad con una camiseta. Si en la oficina hace frío, me pongo una sudadera. Pero todos los días es ropa limpia. Si alguien toca a mi puerta, estoy presentable y no tengo que disculparme por mi aspecto. La manera en la que te ves afecta a la manera en la que te sientes.

3) Establece una rutina

Si trabajar desde casa es algo nuevo para ti, una rutina es fundamental. Irás desarrollando hábitos nuevos en tu entorno de trabajo y tus prioridades determinarán tu éxito. Mis únicos jefes son mis clientes, pero me levanto todos los días a las 5 de la mañana, incluso los fines de semana. Hago algo de ejercicio, medito durante 15 minutos, me doy una ducha y a las 6 de la mañana estoy en mi escritorio con mi café.

Esa es mi rutina y, cumpliéndola, consigo avanzar mucho.

Por supuesto, no tienes por qué levantarte tan temprano como yo. Yo trabajo mejor por las mañanas y establecí ese horario cuando tenía que dibujar y enviar mis dibujos antes de ir a mi trabajo habitual. Cuando empecé a trabajar desde casa a tiempo completo, seguí utilizando ese horario porque me funciona. Averigua qué es lo que te funciona a ti y sigue un horario fijo.

Cuando más creativo soy es a primera hora de la mañana, así que me aseguro de estar listo para trabajar en ese momento. Las tardes las guardo para trabajo administrativo y otras partes de mi trabajo que no requieren de mi mejor nivel de creatividad.

Es muy fácil dormir hasta tarde, holgazanear, ver la TV y pensar que ya trabajarás cuando te apetezca. Cuando te des cuenta, habrán pasado horas; no habrás hecho nada y te castigarás por haber fracasado.

El talento solo te ayudará en parte. El éxito depende fundamentalmente de la autodisciplina.

4) Evita la cocina

Estás en casa; tienes a mano toda tu comida favorita. No cuesta nada ir cada poco tiempo a la cocina a por un pequeño snack. Un poco de pan, unas galletas, frutos secos. Antes de que te des cuenta, estás subiendo de peso sin saber por qué.

Cumple tus horarios para comer. Y, si no consigues tener tu nivel de actividad habitual, haz que tus comidas sean más pequeñas de lo normal. No morirás de hambre y podrás ir adaptándolas a tus necesidades. Volvemos al tema de tener una rutina.

5) No te pongas excusas

Si tu objetivo principal es el arte que te gustaría crear, ponte a ello. No esperes a que te llegue la inspiración. Esa es una excusa que utilizan los artistas que no quieren trabajar. En mi experiencia, el trabajo viene primero y después le sigue la inspiración.

Nadie dice que tengas que pasarte cuatro horas seguidas trabajando encadenado a tu escritorio. Comienza con media hora. Trabaja durante 30 minutos, sin mirar tu teléfono, sin entrar en las redes sociales, sin ver Netflix y sin chatear con un amigo. ¡Es hora de crear! Empieza con menos tiempo y ve incrementando poco a poco.

6) Deja de navegar

Nuestra mayor distracción, especialmente en momentos de estrés como este, son nuestros dispositivos portátiles. Pon el teléfono en silencio, apaga las notificaciones, evita las redes sociales y las noticias. Podrás sobrevivir media, una y dos horas sin saber todo lo que está pasando en el mundo. Además, ahora mismo todo es bastante oscuro. Así que no te pierdes nada. No hay forma de concentrarte en tu arte si estás pendiente de tu teléfono.

7) Fórmate

Todo creativo debe segur aprendiendo. Incluso sabiéndolo, es complicado que sea prioritario. Yo necesito utilizar mi tiempo de creatividad para generar arte que me ayude a pagar las facturas. Con el tiempo extra que tengo en casa últimamente me he puesto al día con algunos cursos de formación online y los he disfrutado.

A pesar de los desafíos actuales, vivimos en una época genial. Todo se enseña online. Y lo mejor de todo, cuando el dinero escasea para muchos, es que muchos de los cursos son gratuitos. No solo click-baits con lo importante de la formación siendo de pago, sino formación artística real y valiosa, más de lo que podrías aprender en tu vida, está disponible de manera gratuita y con instructores de clase mundial.

Solo tienes que buscar y reservar tiempo para ver, aprender y practicar.

Yo soy experto en pintar y dibujar con Photoshop, algo que he conseguido con 20 años de práctica. Y aún así, últimamente he visto algunos videos con trucos y consejos que podría haber usado y que ni sabía que existían.

8) Prueba cosas nuevas

A lo largo de mi vida he conocido a muchos creativos y me he dado cuenta de que la mayoría son buenos en más de una forma de expresión artística. Conozco a muchos pintores que son también músicos. Un tatuador que conozco es un excelente modelador 3D. Conozco a un animador que además es un diseñador de personajes genial. Son todas actividades creativas que requieren diferentes habilidades.

Hubo un tiempo en el que invertía mucha de mi energía en aprender animación Flash, cuando muchos pensaban que esa era la dirección que el dibujo de prensa estaba tomando. Me convertí en un experto, pero nadie estaba dispuesto a pagar lo que costaba crear. Y no me gustaba demasiado.

Durante un tiempo fui un mal diseñador gráfico. Ni tenía ojo para ello ni me interesaba. Pintaba caricaturas de gente. Se me daba bien, pero no había mucha demanda y me cansé.

Pero todo ese trabajo valió la pena. De todo aprendí algo y ahora puedo trazar una línea directa a través de cada una de esas actividades hasta la obra sobre vida salvaje que representa la mitad de mi negocio. Gano dinero, se me da bien y lo disfruto mucho. No creo que lo hiciera si antes no hubiera hecho todo lo demás.

Parte de probar cosas nuevas es también darse cuenta de lo que no quieres hacer. Por eliminación, puedes encontrar tu verdadera pasión. Pero no lo sabrás hasta que lo intentes.

9) Socializa

Nos han dicho que nos aislemos, pero tenemos los medios para conectar con cualquier persona en el mundo.

Todos estamos viviendo la misma situación; todos estamos nerviosos y algo asustados, y, como suele decirse: desgracia compartida, menos sentida. Simplemente hablar con gente como tú, que está pasando por lo mismo, ayudará a aliviar las tensiones. Lo mejor de todo es que nunca sabes qué información u oportunidades pueden surgir al intercambiar un correo electrónico, al hablar por FaceTime o al llamar por Skype.

Esta mañana, sin ir más lejos, un amigo que es diseñador gráfico de una ciudad cercana me recomendó un podcast que resultó gustarme. Estaba en lo cierto; era perfecto para mí.

Otra razón por la que socializar dentro de tus redes es conseguir trabajo. Puede que tengas habilidades que no pongas en práctica y a las que deberías dar una segunda oportunidad en estos momentos. Sobrevivir en una época complicada requiere adaptación y enfocar los problemas de una forma nueva.

Sé respetuoso, abierto de mente y receptivo. Puede que la persona con la que te pongas en contacto no te ofrezca trabajo, pero podría sugerirte a otra persona y ofrecerse a presentarte o recomendarte.

Nadie te va a dar estas oportunidades. Debes pedirlas. Y sé honesto cuando preguntes. No es ningún secreto que todos estamos navegando por aguas desconocidas. No hay que tener vergüenza por decir que encontrar trabajo se ha convertido de repente en algo difícil y que estás estudiando tus opciones. Ahora mismo, esto no sorprenderá a nadie.

Puede que te digan que no, porque son muchas las compañías que se encuentran en la misma situación. Pero también puede ser que digan que sí.

¿Cómo crees que conseguí este encargo?

Acerca Patrick LaMontagne

Patrick LaMontagne,es dibujante y pintor digital.  Después de responder a un anuncio en el periódico Banff Crag & Canyon en 1997, Patrick se encontró de repente con un dibujo de prensa semanal.  En 2001, aceptó un puesto como dibujante de prensa con el periódico The Rocky Mountain Outlook, el mismo año que se sindicó nacionalmente. En 2005 ya era dibujante e ilustrador a tiempo completo, a pesar de no haber recibido nunca formación formal en arte.

Aunque ha dibujado muchas cosas diferentes a lo largo de los años, sus pinturas de animales son lo que más le gusta pintar.  Dos de estos cuadros digitales recibieron el premio Guru Award en la Photoshop World Conference de 2010 en Las Vegas, incluyendo el Best in Show.  Otro de ellos obtuvo el Best in Show en 2014.

Él y su esposa Shonna continúan su búsqueda de ser felices para siempre en Canmore, Alberta, rodeados por la belleza de las Rocosas Canadienses.

 

Links Externos

Website

Blog

Instagram